Vinos de Hielo

Escrito por admin

 

Historia del Vino de Hielo canadiense

Si hablar de la historia del Vino de Hielo en general, es hablar de la historia en Alemania, hablar de la historia del Vino de Hielo canadiense, es hablar de la historia de Inniskillin.

Karl Kaiser, austríaco de nacimiento y canadiense de adopción, con antecedentes vinícolas en su familia y con el Vino de Hielo en su corazón, se une a Donald Ziraldo, para formar lo que será el Vino de Hielo más aclamado del mundo. En 1974 reciben la primera licencia como bodega en Canadá desde la prohibición de la Ley Seca de 1929, y tras varios años de trámites. En 1984, un año más tarde de lo previsto, el primer Vino de Hielo de la bodega verá la luz. Una bandada de estorninos, en 20 minutos, acabó con la cosecha íntegra de 1983, esa es la razón por la que hoy en día se protegen lo viñedos con las telas enrejadas.

Hay un hecho histórico que cambiará para siempre el devenir de la viticultura en Canadá. En 1991, Inniskillin recibe el “Grand Prix d'Honour du Bordeaux” en Vinexpo a su añada de 1989 de su Vidal Icewine, convirtiéndose en el primer Vino de Hielo en conseguirlo. Esto situará Canadá en el mapa vitivinícola mundial y emprenderá una revolución enológica en toda la región, con la proliferación de bodegas y elaboraciones no sólo ceñidas a los Vinos de Hielo.

Ubicación geográfica de la península del Niágara y climatología en la región

Lo de la Península del Niágara es, cuanto menos, sorprendente. Pensar en Canadá es pensar en pistas de esquí, interminables bosques de coníferas y alces con las patas enterradas en nieve hasta la mitad, pero situémonos. El paralelo 43, que merodea el sur de Vizcaya y de Guipúzcoa y el norte de León o Burgos entre otras provincias, divide en dos la Península del Niágara. Los veranos en esa región son calurosos. Comparada con las regiones francesas, sólo Alsacia es más cálida entre mediados de Mayo y Agosto. Ni siquiera Languedoc supera sus medias de temperatura en torno a los 25°, y aunque la región cuenta con un clima Continental, en esta Península hay dos accidentes geográficos que van a marcar la climatología. Por un lado el Lago Ontario, el menor de los Lagos Superiores, que nunca llega a helarse en invierno, y que actúa como una fuente de calor continua durante el crudo invierno. Por otro el Escarpe del Niágara, con una altura media de unos 180 metros y

que se extiende de Este a Oeste más de 800km, desde el Estado de Nueva York hasta el de Michigan; una elevación situada al sur del Lago, que separa el tercio norte peninsular y que sirve de parapeto para los viñedos. Durante las heladas, las masas de aire más templado procedentes del Lago, entran en conflicto con las masas de aire frío que están en el ambiente creando unas corrientes de aire relativamente fuertes que, al chocar con el Escarpe, circulan entre los viñedos limpiando estos de posibles plagas. Estas masas de aire más templado, no llegan a regular la temperatura ambiental, muy por debajo de 0°, “sólo” son responsables de parte de la limpieza y el saneamiento de los viñedos.

Mientras en Alemania, encontramos una gran diversidad de suelos, desde calizas, arcillas, suelos pedregosos y volcánicos hasta pizarras rojas, azules, etc. dibujando un mosaico interminable de perfiles enológicos por todas las regiones, en la Península del Niágara, el suelo es más o menos uniforme en la región, encontrando su complejidad en los estratos inferiores. Como sabemos, las raíces de una cepa pueden alcanzar hasta los 15 metros de profundidad. Así, los estratos que pueden influir en el vino, se forman de dolomitas (bicarbonato cálcico y magnesio), una capa de pizarra roja más rica en arcillas, otra de caliza y otra de pizarra, esta vez negra.

Riesling y Vidal las más utilizadas

Si bien hoy en día casi cualquier variedad es susceptible de ser utilizada para la elaboración de Vinos de Hielo, hay dos reinas indiscutibles: Riesling y Vidal. La primera mayoritaria en la elaboración de Eiswein en Alemania y que precisa de poca presentación, siendo una de las 4 más plantadas en Ontario. Para algunos es la reina de las uvas blancas (yo entre ellos, lo reconozco, pero sólo es una opinión). La segunda es la más utilizada en Canadá para la elaboración de Icewine con poca representación en Alemania. Un híbrido nacido del cruce entre Ugni Blanc, mayoritaria en Cognac por su elevada acidez y alto rendimiento (conocida como Trebbiano en Italia y como White Shiraz en Australia), y Rayon d’Or (Seibel 4986) otro híbrido francés plantado en el Valle del Loira que produce vinos ligeros con aromas cítricos (pomelo) y herbáceos (hinojo) y de la que se elaboran vinos tranquilos monovarietales en el Norte de América (Missouri) con poca trascendencia.

De la uva Riesling gusta su elegantísima y elevada acidez (en los Vinos de Hielo por encima de los 10gr de ácido total) equilibrada por los niveles de azúcar que se alcanzan en estos vinos (180 a 280 gr. de azúcar residual), su profunda mineralidad y los aromas de hidrocarburo (queroseno) que desarrollan con la crianza en botella y el paso de los años. Tres parámetros cómplices de una personalidad inconfundible. Cuando es joven desarrolla aromas cítricos (lima-limón), de fruta blanca (manzana) y florales, armonizado con la mineralidad a la que antes hacía referencia. Refleja como pocas el suelo del que proviene sin descuidar su propio perfil organoléptico. Con la crianza reductiva aparecen especias dulces (azafrán), que se unen a los cítricos (limón escarchado y en confitura) y a los hidrocarburos, verdadero santo y seña de esta variedad.

En la Vidal sobresale la complejidad de su paleta aromática, muy atractiva, y su balance acidez/azúcar. En su juventud aparece la fruta exótica (mango, papaya, guayaba, maracuyá, piña) y la cítrica (pomelo, naranja), junto a especias dulces (nuez moscada, cardamomo) y un fondo de fruta de hueso (melocotón, albaricoque) principalmente. Con el paso del tiempo en botella, el recuerdo de la fruta exótica se hace más dulce (piña en compota), la fruta de hueso gana protagonismo (orejones) y la cítrica se convierte en mandarina y naranja escarchada. Se desarrollan las mieles y las mermeladas y las especies dulces se hacen más dulces (vainilla, canela). En ocasiones también surgen unos tostados y caramelos muy interesantes.


Leer 4641 veces Modificado por última vez en Sábado, 27 Octubre 2012 19:17

Artículos relacionados (por etiqueta)